Muy interesante. Un acto muy noble: un chico de 23 años se convierte en abuelo

La familia es principalmente aquellos que apoyarán y ayudarán desde el principio, y harán todo lo posible para mejorar las cosas.

Y tenemos la prueba: ¡esta es la historia de Tommy Connolly, que se convirtió en el abuelo más joven del mundo! El chico de 23 años era un estudiante normal, estudiaba bien, hacía amigos y buscaba su camino en la vida. Pero a una edad tan temprana, a Tommy se le exigió que creciera.

Un día descubrió que su prima adolescente estaba en problemas. Los primos no se veían desde hacía más de 10 años. El niño descubrió que la niña tenía grandes problemas, abusaba de sustancias psicoactivas e incluso deambulaba por las calles.

Pero eso no es todo: la niña también estaba embarazada. Cuando Tommy vio a su hermana, supo que había que hacer algo rápidamente, especialmente porque la adolescente ya no tenía a nadie en quien confiar y él era su única oportunidad de sobrevivir. Connolly le llevó a su hermana embarazada y comenzó a completar los trámites de adopción.

Resolvió este asunto sin pedirle permiso a la chica, sabía que no había nadie más que pudiera ayudar. Tommy no quería simplemente ofrecer apoyo moral a su prima y luego enviarla de nuevo a la calle. Quería que la niña diera a luz a un niño en condiciones normales y que ya no deambulara.

Apenas unos días después de que el niño adoptara a su prima, ella dio a luz a un niño, convirtiéndose técnicamente en abuelo. Cuenta a sus seguidores en las redes sociales que la vida de su hermana ha mejorado: se ha curado de su adicción, ha obtenido el permiso de conducir y pronto obtendrá la educación que siempre había soñado.

Like this post? Please share to your friends: